La armonización energética o reequilibrado de chakras con sonidos sagrados, se realiza con los cuencos tibetanos. El cliente esta acostado en la camilla y a la vez que se percuten los cuencos apoyados en cada chacra se realiza una meditación guiada para limpiar y armonizar dicho chakra.

Es una experiencia de reencuentro con nuestro cuerpo, mente y alma. Una introspección que nos ayuda a encontrar equilibrio y paz.

Duración total de la sesión: 1:15 hora